Donna Summer

Donna Summer nació en Boston bajo el nombre de Donna Gaines en 1948. Algunos dijeron que fue un producto de laboratorio creado por técnicos de sonido y fotógrafos, pero la verdad es que se transformó en la cantante más sexy de los años 70. Venía de una familia pobre y muy católica. Su padre era electricista, su madre maestra y vivían con siete hijos en una casa que compartida. Boston siempre fue para ella “una ciudad mortalmente aburrida”. A los nueve años comenzó a cantar en público en la iglesia. En esa época, su ambición era llegar a ser una soprano famosa. En los años del colegio ya repartía su tiempo entre los coros de la iglesia y bandas de rock locales, como The Crow. Sus cantantes favoritas eran entonces Aretha Franklin, Roberta Flack y, la más admirada, Dionnne Warwick.

Donna summer

Pronto Donna decidió dejar Boston para instalarse en New York. Ahí se presentó a las pruebas para integrar el elenco del musical Hair. Aquel día había alrededor de 400 personas haciendo cola para probar suerte y ella era la penúltima de la fila. Finalmente resultó elegida y una vez seleccionada, tenía dos opciones: quedarse en Broadway o viajar a Europa. Pero pensó que sería más fácil unirse a un elenco nuevo y decidió ir a Alemania . Tenía 19 años. Durante siete años recorrió las ciudades más importantes del Viejo Continente. Fue también en Europa donde Donna conoció a Helmut Sommer, con quien se casó y del que se separó al poco tiempo. Donna se quedó sola, en un país extraño, con un bebé y sin trabajo.

Donna summer

Pero en el momento en que más los necesitaba aparecieron en su vida, todavía no sabe cómo, sus dos ángeles guardianes: Giorgio Moroder y Pete Bellote, dos productores que recorrían Europa en busca de nuevos talentos y que la encontraron a ella. Fueron ellos quienes transformaron su imagen y se convirtieron en los responsables del suceso causado por Donna Summer en medio de la fiebre de la música disco. Moroder le enseñó a cantar con voz de mujer fatal y pasó, en poco tiempo, a ser una de las artistas más exitosas del mundo, vendiendo millones de discos gracias a temas como On The Radio, She Works Hard for the Money o Last Dance.

Reproductor

 

 

Los comentarios están cerrados.